Las Recumbents, hablemos de unos años atrás

Velo Car de Mochet

Fotografía destacada el Velo Car de Mochet

Hoy hacemos un poco de historia de las bicicletas reclinadas.

Las bicicletas aparecen en el siglo XIX con el Velocípedo del herrero escocés Kirkpatrick MacMillan y la reclinada de Challand.
En 1933 Charles Mochet construyó una bicicleta de posición reclinada llamada Velocar.
El Velocar de Mochet, montado por el ciclista francés Francis Faure empezó a ganar en casi todas las competiciones en que participaba, hasta batir el récord mundial de la hora en París, el 7 de julio de 1933.

Velocípedo de MacMillan

Velocípedo de MacMillan, de Science museum, CC BY-SA 3.0, ver foto original del velocipedo de MAcMillan

Desgraciadamente, la UCI no reconoció el nuevo récord de Francis Faure en su “Recumbent” y además modificó sus normas para que a partir del 1 de abril de 1934 las bicicletas reclinadas no fueran consideradas “bicicletas” y no pudieran participar en las competiciones oficiales.

Esa es la razón por la que las reclinadas no son más populares, y pocos fabricantes de bici las producen.

La historia de la bicicleta reclinada es tan poco conocida, como interesante.

Otra consecuencia de la decisión de la UCI es que, durante más de un siglo, desde la aparición en 1884 en Inglaterra de la Rover Safety Cycle (Bicicleta Segura Rover), el diseño básico de los cuadros de bicicleta no ha cambiado apenas nada.

Gracias a la iniciativa de particulares y asociaciones con visión de futuro, el interés por las bicicletas reclinadas se está recuperando desde la década de 1980.